RSS

Terapia Génica para trastorno de ceguera ocular

25 sep

Compartimos contigo el interesante hallazgo a continuación. 

 MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

  Tres adultos jóvenes que recibieron una terapia génica para un trastorno
de ceguera ocular continúan sanos y mantienen sus ganancias visuales un año
después del tratamiento, según un estudio de las universidades de
Pensilvania y Florida en los Estados Unidos que se publica en la revista
‘New England Journal of Medicine’. Una de los pacientes relata que su
mejoría visual le permite realizar sus tareas diarias.

  Los resultados proceden de un ensayo clínico en fase I, el primero que
informa sobre la seguridad y eficacia de una terapia génica tras un año y su
éxito en el tratamiento de una forma de amaurosis congénita de Lever (ACL),
un trastorno hereditario incurable que produce pérdida grave de la visión y
ceguera en niños.

  Los tres pacientes del estudio, de 22, 24 y 25 años, habían sido
declarados legalmente ciegos desde el nacimiento debido a una forma
específica de ACL causada por mutaciones en el gen RPE65. La enfermedad deja
un resquicio al tratamiento ya que deja algunos fotorreceptores intactos.

  En su trabajo, los investigadores identificaron un área de
fotorreceptores intactos en la retina de cada paciente e inyectaron copias
sanas del gen RPE65 bajo ella para intentar reparar el ciclo visual.

  Un año después del tratamiento la terapia no ha producido una respuesta
inmune en el ojo o el organismo de los pacientes. Aunque la agudeza visual
de estas personas no ha cambiado, los tres podían detectar luces suaves que
no podían ver antes. Este beneficio visual prueba que el gen introducido es
funcional y que está aumentando la sensibilidad a la luz de la retina.

  A los 12 meses una de las pacientes también apuntó que mientras que iba
en coche podía leer un reloj iluminado en el salpicadero por primera vez en
su vida. Cuando los investigadores realizaron más pruebas visuales
descubrieron que esta paciente se centraba en las imágenes con una parte de
la retina diferente a la esperada.

  Los investigadores explican que la fóvea es el área de la retina en la
que se suele producir la visión central más aguda. Sin embargo, en vez de
centrar en las imágenes con la fóvea, esta paciente había comenzado
gradualmente a utilizar el área de la retina que había sido tratada con la
terapia génica. Esta área se había vuelto más sensible a la luz que su fóvea
un mes después del tratamiento pero le llevó 12 meses leer los números que
antes no podía ver.

  Según añade Samuel G. Jacobson, director del estudio, “este interesante
descubrimiento muestra que con el paso del tiempo una persona se adaptó
visualmente a la terapia génica de forma importante. A medida que
continuemos con nuestros estudios examinaremos más de cerca si estas lentas
ganancias visuales podrían acelerarse con entrenamiento visual”.

  En los próximos años los investigadores continuarán siguiendo a estos
pacientes para controlar su seguridad y descubrir si se mantienen los
beneficios visuales. Este ensayo clínico también incluye grupos adicionales
de pacientes de ACL, también niños, que están recibiendo diferentes dosis de
la terapia con el gen RPE65.

Fuente: Europa Press, España, url:
http://www.europapress.es/salud/noticia-buenos-resultados-terapia-genica-ceg
uera-hereditaria-20090813105400.html

About these ads
 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 25, 2009 en Equipos/Noticias

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.356 seguidores

%d personas les gusta esto: